NOTICIAS

06/06/2018

Otro gobierno plantea la obsesiva meta del desarrollo: ahora Piñera apunta al 2025-2030

    COMPARTIR ESTA NOTICIA

El objetivo es llegar al nivel de Portugal. Para eso, debiéramos crecer al 5% anual como mínimo y reducir fuertemente la desigualdad.


Otra vez el Presidente Sebastián Piñera puso la meta de convertir a Chile en un país desarrollado. En 2012 había dicho que lo sería en 2020 y a comienzos de marzo que en 2025. Ahora, en la Cuenta Pública, fue cauto y dijo que buscará "transformar a Chile, antes de que termine la próxima década, en un país desarrollado".

"Es una meta posible, pero difícil", plantea eduardo Aninat, quien cuando fue ministro de Hacienda de Frei Ruiz-Tagle pensaba que lo lograríamos en 2012.

Todos los gobiernos de los últimos 40 años han tenido su definición de desarrollo planteada y se han puesto esa meta de manera obsesiva. Pero han errado. Y si antes era complejo, ahora lo es más. Pues n o se trata sólo de lograr un PIB per cápita determinado -si en los 90 eran US$20 mil la meta, hoy ya son US$30 mil según el Banco Mundial-, sino que de cumplir un concepto multidimensional.

"El concepto de "desarrollo" ha cambiado con el tiempo", dice Patricio Bernedo, decano de Historia de la UC. Comenzó a ser utilizado después de la II Guerra Mundial, con la creación de la ONU y la Cepal. Pero ha mutado. Entre los años 50 y 80 se centró en el crecimiento económico. "Se suponía que, en la medida que la economía fuera creciendo, se iba a generar una suerte de distribución automática de la riqueza, lo que no pasó", dice.

Por eso, en las siguientes decádas, la ONU y el Banco MUndial incluyeron otros elementos a la definición. Primero, la reducción de la pobreza y la desigualdad, para lograr un "desarrollo inclusivo". Luego agregaron otros factores como los niveles de educación y el acceso a salud, mutando a "desarrollo sostenible", el que es definido por la ONU sobre la base de tres pilares: desarrollo económico, social y protección del medio ambiente.

Las Definiciones en Chile

"Para hablar del desarrollo actual, hay que hablar de la sustentabilidad y hay que decir también qué tipo de capitalismo tiene Chile. Entonces, además de hablar de desarrollo liberal, se trata de un desarrollo capitalista con cierto límite", reflexiona el sociólogo y premio nacional de Humanidades Tomás Moulián. Dice que el factor "cualitativo" ganó terreno. "Al tomar conciencia del cambio climático, hubo que repensar el desarrollo".

El ex Presidente Ricardo Lagos hizo de ese diganóstico una bandera. En 2007 fue enviado especial para el cambio climático de la ONU y en 2011 lanzó el documento "Siete desafíos estratégicos y un imperativo de equidad". Si bien ahí proyectaba que Chile cruzaría el umbral del desarrollo para el 2020, también puntualizaba que "cuando se alcanza el límite de US$20 mil de PIB per cápita, lo central pasa a ser la distribución del ingreso".

Michelle Bachelet agregó su mirada. En septiembre de 2015, al suscribir la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de la ONU, definió que "la pobreza, la desigualdad, la injusticia y el cambio climático son los desafíos más relevantes".

Ahora, la definición del Gobierno también sigue elementos multidimensionales. El ministro de Desarrollo Social, Alfredo Moreno, reconoce que no basta con un PIB per cápita. "Es cierto que en los países que van obteniendo mayores ingresos per cápita existe una correlación con que empiecen a preocuparse de los que van quedando atrás. El nivel de ingreso ayuda enormemente, pero no asegura para nada una sociedad integralmente desarrollada", explica.

En hacienda entienden las dificultades. "Chile se enfrenta a la disyuntiva de quedarse en la trampa del ingreso medio o dar el salto al desarrollo. Ningún país ha dado el salto sin implementar estrategias que incluyan mejorar instituciones, impulsar la inversión y aumentar la productividad", dice el ministro Felipe Larraín.

Para lograr un desarrollo real en 2025, tal como propone Piñera, expertos dicen que Chile debe avanzar en varios aspectos concretos. Algunos ejemplos: un crecimiento promedio del PIB sobre el 5%, aumentar el gasto en innovación a 2,5% del PIB y reducir fuertemente la desigualdad.

Alcanzar a Portugal

Un consenso que se ha mantenido es que para alcanzar el desarrollo se necesita crecimiento económico. El cual, para ser comparado más fácilmente, se mide en PIB por persona en Paridad de Poder de Compra (PPP, por sus siglas en inglés).

"Si el PIB per cápita PPP de Chile (US$24.537 en 2017) crece al 1% anual, llegaríamos al promedio de países desarrollados (US$47 mil) en 2083", alerta Hernán de Solminihac, directos de Clapes UC. "Si lo hiciera al 5%, se llegaría en 2031", agrega.

Según proyecciones del Fondo Monetario Internacional, el objetivode Piñera sólo en términos de crecimiento del PIB puede lograrse. Para 2022, estima que Chile alcanzaría un PIB percápita de US$30 mil, casi al nivel de los países que se ubican en el rango más bajo de los considerados desarrollados, como Portugal.

Un país que, de hecho, es una referencia para Chile. "Pasó seis años muy golpeado por la crisis financiera de 2008. Se está recuperando, creciendo cerca de 2,5% anual per cápita. Si conserva ese ritmo y Chile crece cerca de 5% per cápita podría acercarse al nivel de Portugal en el 2025. Pero eso implica un aumento vigoroso de 6% del PIB anual", dice Ricardo Ffrench-Davis, profesor de la U. de Chile.

"Chile ha avanzado. El PIB per cápita en 1989 era equivalente al 25% del de Estados Unidos. Ahora, el 42%", añade. Pero el ex ministro Eduardo Aninat advierte que "los ciclos económicos internos y externos a los que está expuesto Chile pueden posponer la meta nuevamente".

Equidad, el ítem más adverso

Otro ex misnitro de Hacienda, Alejandro Foxley, dice que, además de un crecimiento promedio superior al 5%, se deben considerar otros potenciales motores: "Se debe dar un fuerte impulso a la productividad, estancada en el último decenio, y recuperar la capacidad de construir acuerdos que reduzcan desigualdades".

Es en este último ítem donde los expertos hacen más énfasis: para alcanzar el desarrollo integral, Chile debe reducir la desigualdad. Es más, si se quiere ser el primer país de la región en lograrlo, Uruguay lleva la ventaja, pese a estar un poco debajo en PIB per cápita. (Ver gráfico).

"Que Chile alcance el desarrollo tiene que ver más con un tema de desigualdad que de crecimeinto o reducción de pobreza", dice Andrésw Mejía, académico de King's College London.

Mientras Chile tiene índices de pobreza cercanos a lso de España y menores que los de Estados Unidos, tiene alta desigualdad: su ceficiente Gini (medida de distribución de riqueza donde 0 es total igualdad y 100 es total desigualdad) es de 47 puntos. Uruguay tiene 40 y países desarrollados, alrededor de 35. Mejía explica que se necesitan políticas sociales especialmente dirigidas a distribuir ingresos.

La desigualdad, agrega Ffrench-Davis, está determinada en gran parte por qué tan progresivo es el sistema tributario y cómo se gasta la recaudación. "Si nos comparamos con Portugal, tenemos un sistema tributario que recauda mucho menos y de manera menos progresiva. En Portugal, el sistema tributario y el gasto social mejoran en más de 10 puntos el Gini, en cambio, en Chile lo mejora en tres puntos", explica.

Educación, punto en contra

"Un chileno, con máster incluido, tiene el mismo nivel de comprensión de lectura que una persona en Noruega que no tiene educación superior", dice Marcos Kulka, gerente general de Fundación Chile, refiriéndose al PIAAC, una evaluación de competencias en adultos.

Kulka cree debe hacer énfasis en las carreras técnicas. "Hay que darles calidad y pertinencia. Más que tener administradores contables, necesitamos programadores con habilidades digitales", explica.

A esto se debe agregar una mayor inversión en innovación y tecnología, explica De Solminihac de Clapes UC. Mientras en Chile se invierte el 0,37% del PIB en este ítem, el promedio OCDE es de 2,5%. "Al ser tan grande la brecha, el proceso de aumento deberá ser paulatino, en especial por la estrechez fiscal", dice.

En la productividad, los número tampoco son positivos. De Solminihac indica que en los últimos cuatro años cayó 1,2% anual, y en minería, nuestra mayor industria, ha retrocedido 6,2% promedio en los últimos 20 años.

Joseph Ramos, presidente de la Comisión de Productividad, dijo en un seminario de la U. de Chile que la productividad que estuvo detrás del "milagro chileno" se ha estancado y se debe recuperar.

"Muchas veces se ha anunciado que estamos cerca del desarrollo, pero tenemos que aprender del pasado para avanzar mejor, adecuarlo al Chile actual y ser realistas", advierte Ffrench-Davis.

Desarrollo sostenible según la ONU

Aunque en términos numéricos el desarrollo económico se define como aquellos países que superan las US$30 mil de PIB per cápita, la ONU prefiere un concepto multidimensional denominado desarrollo sostenible, que es aquel país que cumple con las necesidades de sus ciudadano del presente, pero asegurando que las generaciones futuras también puedan resolver sus necesidades. Y tiene pilares que se deben alcanzar de forma balanceada: desarrollo económico, desarrollo social y protección medioambiental.

Fuente: La Segunda

OTRAS NOTICIAS

20/06/2018

[GALERÍA] Lanzamiento "Innovación para el desarrollo de territorios inteligentes"

SEGUIR LEYENDO
19/06/2018

[CUÑAS] Ministro de Agricultura y senadores Rincón y Galilea presentan nuevo libro CIEPLAN-UTalca

SEGUIR LEYENDO
18/06/2018

Arellano: “No hay factores para pensar que tendremos un crecimiento más alto”

SEGUIR LEYENDO
16/06/2018

Medio regional El Centro destaca lanzamiento de libro sobre territorios inteligentes

SEGUIR LEYENDO
15/06/2018

Libro "Innovación para el desarrollo de territorios inteligentes" fue lanzado en Talca

SEGUIR LEYENDO
VER TODAS